Caravana Antitaurina en Medellín

fail


El pasado sábado 1o de febrero algunos grupos animalistas de la ciudad de Medellín convocaron a una Caravana Antitaurina para protestar por la Feria Taurina de La Macarena, la cual por fortuna cuenta cada día con menos adeptos y se ha visto en la necesidad de recurrir a discursos ajenos a su origen salvaje, para hacer uso de sofismas evolucionistas y de apoyo a fundaciones de caridad como el Hospital San Vicente de Paul, quien tristemente se ha prestado para ello durante años.

En DOCTOR PULGAS acompañamos el evento que contó con la vinculación, no anunciada inicialmente, de algunos candidatos políticos de varios partidos, que aparecen en las imágenes del álbum que acompañan esta nota, los cuales se comprometieron a defender la vida y la integridad de los animales por medio de proyectos de ley o de acuerdos municipales que promuevan el bienestar animal y prohiban el uso de recursos públicos para eventos tales como las corridas de toros o las peleas de gallos, las cuales mantienen artificialmente su vigencia debido a la inyección de recursos por parte de entidades estatales, empresas privadas y uno que otro personaje de recursos dudosos.

Por supuesto, también existen aún personas comunes y corrientes que ven en la tortura y posterior muerte del toro, una tradición cultural de alcances artísticos. Habría que preguntarse en estos casos qué se considera arte pero no entraremos aquí en debates epistemológicos, valga con decir que algo raro sucede en quien ve en el dolor de otro, un hecho de celebración, tal como acontece en la mente del sádico. Sin embargo no somos tan ingenuos para creer que cambiarán su macabro espectáculo por estas diatribas racionales o las caravanas. Tanto las unas como las otras, son más una apuesta para las futuras generaciones y sus raseros morales.